A nuestro centro médico de Parla acuden muchos deportistas para recuperarse de las lesiones que les ha podido provocar la práctica de ejercicio: Esguinces, estiramientos musculares, roturas fibrilares, etc. Una de las técnicas que aplican nuestros especialistas en fisioterapia es la aplicación de vendajes neuromusculares, esas cintas de colores vivos que llevan algunos de tus compañeros del gimnasio colocadas en los brazos, piernas, hombros espalda…

Esta técnica fue inventada en Japón hace más de 3 décadas, pero fue a partir de los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008 cuando se dieron a conocer al ser utilizadas por algunos atletas de renombre: Lance Amstrong o Serena Williams entre otros. Desde entonces su uso se ha hecho muy popular para el tratamiento de las lesiones deportivas y los profesionales de nuestro centro médico de Parla, atentos siempre a las últimas novedades, han comprobado que son un complemento perfecto para otras terapias que utilizamos.

Cuando se produce una lesión muscular, en la zona afectada se produce una inflamación que comprime los vasos sanguíneos situados entre esa zona y la piel. La presión afecta a las terminaciones nerviosas de la zona y provoca la sensación de dolor. Colocando estos vendajes, la tensión de la cinta provoca una cierta separación de la piel en la zona afectada que alivia la presión sobre esas terminaciones nerviosas y se reduce la sensación de dolor.

La colocación de estos vendajes siempre debe ser llevada a cabo por un fisioterapeuta experimentado ya que unas  veces hay que colocarlo con el músculo en reposo y en otros casos, hacerlo con el músculo en tensión. A menudo los profesionales de la Policlínica Centrosalud lo utilizan junto con otras terapias: magnetoterapia, láser, ultrasonidos, electroterapia, etc. para acelerar el proceso de recuperación de una lesión.