La causa más frecuente a la que en las clínicas dentales en Parla nos enfrentamos para determinar como solución la realización de una endodoncia es la infección y consecuente inflamación y necrosis de la pulpa, en el interior del diente, que normalmente se traduce en la aparición de caries. Pero hay más patologías que pueden llevar a la endodoncia:

Los doctores de larga experiencia en el sector de la salud que forman parte de nuestro centro Policlínica Centrosalud pueden detectar también pulpitis o lesión de la pulpa, otros 2 motivos muy habituales para poner en práctica este tratamiento, con origen en un posible traumatismo, en la abrasión, erosión o desgaste de los dientes, o incluso a veces en algunos de los materiales de tratamientos restauradores que se utilizan en ellos.  

¿Cómo se procede? Es más rápido y sencillo de los que puedas imaginar: para la realización de una endodoncia en las clínicas dentales en Parla es necesario anestesiar toda la parte en la que se va a trabajar. Posteriormente se efectuará un pequeño agujero en la corona del diente o muela para poder llegar hasta la pulpa dañada, extraerla y proceder seguidamente a la limpieza del conducto antes de efectuar la obturación y sellado completo del mismo y de la corona con materiales especiales para ello. Al final de la intervención el diente quedará bien insensibilizado y aislado.

Si tienes caries o tus dientes están algo desgastados, pásate por nuestra consulta. Posiblemente una rápida endodoncia será la solución a tu problema.