La obtención de un permiso de armas en Parla para caza mayor es un proceso que está regulado por la ley y coordinado por la Consejería de Medio Ambiente y la Guardia Civil. Los requisitos no son muchos pero sí muy estrictos, por lo que te los resumimos en este artículo.

Las licencias para caza mayor son las denominadas de tipo D y la primera gestión para su obtención debe llevarse a cabo en la Consejería de Medio Ambiente del lugar donde va a tener lugar la cacería. En cualquier caso, las mismas armerías pueden encargarse de iniciar este proceso.

Una vez obtenido dicho documento, deberás presentarte en el cuartel de la Guardia Civil para realizar un examen teórico - práctico. Es necesario responder un cuestionario para el que deberás estudiar unas cien preguntas sobre aspectos relacionados con el manejo de las armas. La parte teórica requiere responder correctamente 15 cuestiones mientras que la parte práctica consiste en realizar dos disparos a una diana colocada a unos 25 metros. 

Tal como nos comentan desde la Policlínica Centrosalud, obtener un certificado de aptitud psicofísica expedido por un centro de salud acreditado es otro de los requisitos a cumplir luego de superar el examen teórico -práctico. Deberás presentar además una constancia de antecedentes penales, la inscripción en el coto de caza y pagar las tasas correspondientes.

Luego de la obtención de un permiso de armas en Parla para caza mayor podrás dirigirte a la armería para adquirir el arma prevista en la licencia obtenida. Ten en cuenta que para las armas de este tipo la ley exige guardarla bajo llave en un armario, siendo recomendable mantenerla desmontada y con los cartuchos separados. La licencia tiene una validez de cinco años.